Saltar al contenido

Alimentos peligrosos que su perro nunca debe comer

Muchos dueños de perros son incapaces de resistir esos ojos suplicantes a la hora de la cena y ceden al alimentar a sus perros con restos de comida humana. Lo que quizás no se dé cuenta es que ciertos alimentos que son perfectamente saludables para los humanos pueden ser peligrosos o incluso tóxicos para su perro. Aquí hay algunos alimentos que su perro nunca debe comer:

Corazones de manzana

La cáscara alrededor de las semillas de manzana contiene una sustancia química que libera cianuro tóxico cuando se consume. Los síntomas del envenenamiento por cianuro incluyen mareos, problemas respiratorios, hiperventilación, colapso inconsciente, convulsiones, shock y coma.

Siempre quite el corazón y las semillas de las manzanas antes de dárselas a su perro. Por cierto, las cáscaras de las semillas de los melocotones, las peras y los albaricoques también contienen los mismos compuestos tóxicos que los huesos de las manzanas.

Abogado

Los aguacates contienen persina, que puede causar diarrea, vómitos, dificultad para respirar, líquido en los pulmones y congestión del corazón en los perros.

Cafeína

El café contiene un estimulante conocido como xantina metilada, que estimula el sistema nervioso de su perro y provoca vómitos y palpitaciones cardíacas.

Chocolate

El chocolate puede ser tóxico para los perros porque contiene teobromina y teofilina. Algunas marcas también pueden contener cafeína. Los signos de toxicidad incluyen vómitos, diarrea, deshidratación, temblores musculares, dolor abdominal, latidos cardíacos irregulares, temperatura corporal alta, convulsiones y daño al corazón y al sistema nervioso de su perro.

Huesos cocidos

Los huesos cocidos pueden romperse fácilmente cuando su perro los mastica. Los huesos rotos pueden lacerar la boca, las encías, la garganta, el esófago, el estómago o los intestinos, todo lo cual requiere un costoso tratamiento veterinario.

Ajo

El ajo es un miembro de la familia de las cebollas, por lo que contiene toxinas que son peligrosas para los perros. El ajo puede causar anemia y dañar los glóbulos rojos en los perros. Sin embargo, algunos veterinarios pueden decirle que se le pueden dar pequeñas cantidades a su perro. Es mejor discutir esto con su veterinario en caso de duda.

Uvas y pasas

Las uvas contienen una toxina específica que puede causar daño hepático grave e insuficiencia renal en los perros. Otros síntomas de toxicidad incluyen vómitos, diarrea, deshidratación y falta de apetito.

Lúpulo

Cualquiera de los ingredientes utilizados para hacer cerveza puede ser tóxico para su perro. Los signos de intoxicación por lúpulo incluyen aumento de la frecuencia cardíaca, fiebre, convulsiones y muerte.

Nueces de macadamia

Las nueces de macadamia contienen una toxina que puede dañar el sistema digestivo, nervioso y muscular de su perro. Otros signos de toxicidad por macadamia incluyen debilidad, temblores e inflamación de las extremidades.

Cebollas

Las cebollas son extremadamente tóxicas para los perros, independientemente de su forma. Las cebollas crudas, cocidas, secas o en polvo contienen disulfuros y sulfóxidos, los cuales pueden causar anemia y dañar los glóbulos rojos.

Siempre revise la etiqueta de cualquier alimento que planee darle a su perro, como alimentos para bebés, para asegurarse de que no contengan cebolla en polvo u otras formas de cebolla.

Frutas de hueso

Cualquier fruta que tenga hueso o hueso grande puede ser muy peligrosa para tu perro. Las frutas como albaricoques, ciruelas, cerezas, melocotones o nectarinas pueden causar bloqueos gastrointestinales u obstrucciones intestinales si su perro ingiere el grano.

Xilitol

El xilitol es un sustituto del azúcar artificial que se usa a menudo en dulces, productos horneados, alimentos para adelgazar empaquetados, goma de mascar etiquetada como «sin azúcar» y algunos otros alimentos. Aunque parece ser seguro para los humanos, incluso pequeñas cantidades de xilitol pueden ser extremadamente dañinas para su perro. Los signos de intoxicación por xilitol en perros incluyen debilidad, pérdida de coordinación, temblores, convulsiones, hipoglucemia, insuficiencia hepática y muerte.

Cuidado: mantequilla de maní

En la mayoría de los casos, la mantequilla de maní es bastante buena para alimentar a tu perro. La mantequilla de maní es ideal para disfrazar tabletas o crear deliciosas golosinas caseras para perros. Sin embargo, algunas marcas usan un edulcorante artificial, por lo que es importante revisar la etiqueta y asegurarse de que la marca que está comprando no contenga xilitol.

Cuidado: pescado crudo

Algunos tipos de pescado crudo pueden infectarse con neorickettsia helminthoeca. En ocasiones, se pueden encontrar bacterias en el salmón o la trucha crudos y pueden ser fatales si no se tratan adecuadamente. Sin embargo, el salmón y la trucha cocidos son seguros.

Cuidado: productos lácteos

Los perros son intolerantes a la lactosa. Simplemente no tienen las enzimas para descomponer la lactosa que se encuentra en los productos lácteos. Alimentar a su perro con leche y queso no causará enfermedades fatales, pero puede causar vómitos, diarrea y otros problemas gastrointestinales.

Cuidado: bocadillos humanos

Las patatas fritas aromatizadas pueden contener ajo o cebolla en polvo. Asimismo, algunas galletas pueden contener pasas, chocolate, cafeína o nueces de macadamia. Guarde sus bocadillos humanos para usted y trate a su perro con sus propios bocadillos en lugar de compartir los suyos.

Tenga en cuenta esta lista de alimentos cuando alimente a su perro. Incluso si está preparando comida casera para perros, lea la receta detenidamente y decida qué ingredientes usar en consecuencia. Si le preocupa algo que su perro haya comido, llame a su veterinario y discuta la situación de inmediato.

En esta web  utilizamos Cookies para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de dicha tecnología y procesamiento de tus datos.    Configurar y más información
Privacidad