Saltar al contenido

¿Cómo aprenden los perros palabras nuevas?

Los perros se comunican de forma natural con el lenguaje corporal, pero también pueden aprender palabras y comandos. Así es como Bobby domina el idioma Español.

Cuando quieras enseñarle a tu perro un truco nuevo, es muy probable que uses una orden verbal como «siéntate» o «quédate». Aunque las palabras nos llegan fácilmente a nosotros, nuestros compañeros caninos a menudo comprenden mejor las señales visuales e incluso el tono de nuestras voces, lo que hace que el enfoque híbrido del aprendizaje sea el más efectivo para Bobby.

Un estudio publicado en Psychology Today encontró que los perros usan su agudo sentido del oído para discernir entre palabras que representan órdenes, objetos y elogios. Al medir los patrones cerebrales de los perros, los investigadores encontraron que las palabras desconocidas activan la corteza auditiva más de lo que un perro ya sabe, lo que significa que nuestros amigos de cuatro patas prestan más atención a las palabras nuevas. Esto les permite trabajar más duro para descubrir qué significan estas combinaciones de sonidos desconocidos, lo que probablemente ayudará a su mascota a entender una nueva palabra o frase. Debido a que ya ha aprendido que ciertos sonidos representan ciertas cosas, comprende que los nuevos sonidos pueden representar nuevos objetos o comandos. Este fenómeno, conocido como agudización, ayuda a su mascota a asociar la palabra con su significado y, finalmente, a aprender nuevas frases.

Como entienden las palabras los perros

Cosas que ayudan a que tu perro entienda las palabras

Los perros han evolucionado con las personas y tienen un fuerte deseo de complacer a los miembros de su familia humana, por lo que pueden estar muy motivados para aprender las palabras que usamos con más frecuencia. Sin embargo, cada conexión auditiva requiere práctica. Si desea ampliar el vocabulario de su mascota, comience por asegurarse de que todos en su hogar usen la misma palabra para el mismo comando o elemento. Por ejemplo, si dices «quédate», pero tu pareja dice «espera», el proceso de aprendizaje solo se ralentizará para que tu mascota haya dominado este nuevo comando. Las palabras cortas son más fáciles de aprender que las largas, así que trate de ceñirse a los comandos de una o dos sílabas si es posible.

Debido a que los perros se comunican naturalmente con su lenguaje corporal, puede ser útil adjuntar un comando visual como un movimiento de la mano o asentir con un nuevo comando. También asegúrese de mantener la coherencia en estos movimientos. Los perros escuchan nuestra energía, así que sea consciente de su lenguaje corporal y de cómo coincide con la palabra que está tratando de enseñarle a su mascota. Anímelo con muchos elogios cuando reconozca correctamente una nueva palabra o comando. La comida es un lenguaje que todos entendemos, así que use las golosinas como refuerzo positivo también. Con un poco de práctica y entrenamiento constante, puedes ayudar a tu amigo peludo a ampliar su vocabulario y demás.

En esta web  utilizamos Cookies para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de dicha tecnología y procesamiento de tus datos.    Configurar y más información
Privacidad