Saltar al contenido

Enséñele nuevos trucos a su perro viejo: entrene a su perro de rescate

Si ha adoptado un perro de rescate mayor, le dará una segunda oportunidad en la vida que se merece. El caso es que podrían venir con su propio equipaje. La buena noticia es que puedes entrenar a un perro de rescate si sigues con él y tienes la paciencia para seguirlo a través del proceso. Aquí hay cuatro cosas que debe hacer como nuevo dueño de su perro de rescate para prepararlo para un nivel básico de entrenamiento.

1. Gánate la confianza de tu nueva mascota
Una gran parte del entrenamiento de su nuevo perro de rescate será hacer que se sienta cómodo y que forme parte de su nueva manada. Su nuevo perro comenzará a sentirse más cómodo una vez que se establezcan las rutinas de alimentación, hora de dormir y ejercicio. Utilice el juego y la dieta para ganarse la confianza de su perro y utilícelos como interacciones positivas para que su perro se acostumbre a su nuevo entorno.

2. Descubra lo que pueda sobre la historia de su perro
El pasado de su perro siempre seguirá siendo un misterio, pero si hay información que pueda recopilar sobre su entorno pasado, es posible que pueda comprender mejor las necesidades de su perro. Si su perro siempre ha estado en un ambiente al aire libre, es posible que tenga más paciencia con el allanamiento de morada. Si siempre estuvieron con otros perros, es posible que incluso desee considerar la posibilidad de adoptar otro perro como compañero.

3. Capacitación para propietarios también
Haga que su perro vea a un adiestrador profesional y asegúrese de tener lecciones individuales sin la presencia de otros perros. Si tiene un perro que puede estar demasiado ansioso o agresivo, un entrenador podrá enseñarle consejos sobre cómo calmar a su perro y establecer el dominio. Mucho entrenamiento y consejos caerán en tus manos, por lo que debes estar preparado para enseñarle a tu perro cómo ser parte de tu familia y cuáles son las expectativas.

4. Visite al veterinario
Un veterinario puede evaluar si hay algún problema emocional o cognitivo con su perro. Puede haber problemas con su perro que no pueda anular, pero es bueno saberlo para que no pierda la paciencia y pueda cambiar las tácticas de entrenamiento si es necesario. Si su perro de rescate tiene limitaciones físicas como ceguera o pérdida auditiva, trabaje con su veterinario y entrenador para probar diferentes métodos de entrenamiento.

Si su perro de rescate ha venido a usted con poco entrenamiento o tiene problemas de comportamiento, aún es su trabajo mantenerlo a salvo y bajo control. Puede ser un proceso lento, pero vale la pena una vez que su perro comience a relajarse y a ser parte de su hogar. La mayoría de los perros quieren aprender y tener su aprobación, solo necesita saber cómo pedirlo.