Saltar al contenido

¿Los perros son realmente daltónicos?

Los investigadores alguna vez pensaron que los perros eran daltónicos, pero la nueva evidencia muestra que nuestros compañeros caninos ven el mundo de la misma manera que nosotros.

Durante mucho tiempo, creímos que nuestros compañeros caninos eran daltónicos, pero una nueva investigación científica está arrojando luz sobre cómo los animales perciben el color. Aunque el rango de visión de Fido es limitado en comparación con el rango de colores que ven los humanos, nuestros perros sí ven el color.

A diferencia de las personas que tienen tres tipos de células sensibles al color llamadas conos en la retina, los perros solo tienen dos. Es por eso que el rango de visión del color de nuestros animales se encuentra entre el espectro amarillo y azul. Pero, ¿cómo podemos estar seguros de lo que ven nuestras mascotas? Los experimentos de un científico de la Universidad de Washington encontraron que la percepción del color de los perros es comparable a la de las personas con daltonismo rojo-verde, una anomalía común en los seres humanos. Lo que la mayoría de nosotros consideramos rojo probablemente les parezca marrón oscuro a nuestros perros, mientras que el verde, el amarillo y el naranja probablemente adquieran un tinte amarillo.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Bari confirma estos resultados. En el experimento, el equipo usó una variante de la prueba de Ishihara para la deficiencia de color, que se usa para probar la ceguera al color en humanos. La prueba incluye una serie de círculos de colores que representan números, que son imperceptibles para las personas con daltonismo rojo-verde. Para adaptar esta prueba a los participantes caninos, los investigadores diseñaron placas que mostraban una serie de siluetas de gatos corriendo. Con base en los resultados, concluyeron que los perros podían detectar fácilmente un gato rojo brillante sobre un fondo verde, pero su percepción de la figura disminuía cuando el gato consistía en círculos moteados de color rojo claro y rojo oscuro.

Los perros pueden ser menos capaces de distinguir los colores que los humanos, pero eso no significa que su visión sea inferior. Los ojos de los perros contienen fotorreceptores más sensibles a la luz en comparación con los nuestros, lo que les permite ver bien con poca luz. Desde un punto de vista evolutivo, esto proporcionó beneficios como permitir a nuestros ancestros animales ver mejor al amanecer y al anochecer, cuando era más probable que cazaran y la visión de los colores era menos crucial. Al igual que las personas daltónicas, los perros han desarrollado otros sentidos intensificados para compensar su limitado campo de visión. Tomemos, por ejemplo, el impecable sentido del olfato de Fido, que es unas 40 veces mejor que el nuestro.

Aunque sus habilidades para ver son ligeramente diferentes a las nuestras, los perros ven el mundo de una manera que es comparable a lo que nosotros vemos. Combinado con el agudo olfato de Fido y otros sentidos, nuestras mascotas son más que expertas en navegar en su vida diaria, a pesar de que su mundo es ligeramente diferente al nuestro.

En esta web  utilizamos Cookies para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de dicha tecnología y procesamiento de tus datos.    Configurar y más información
Privacidad