Saltar al contenido

Consejos para cuidar los dientes de tu perro

La higiene bucal a menudo se pasa por alto cuando se trata de la salud canina, pero algunas medidas preventivas pueden ayudar a su perro a vivir más tiempo.

Porque es importante la higiene bucal de su perro.


La boca de los perros puede estar más limpia que la de los humanos, pero eso no significa que nuestras mascotas sean inmunes a los problemas de acumulación de placa y caries. Si no se controla, la enfermedad bucal puede causar estragos en la salud de su mascota, pero las medidas preventivas pueden ayudar a reducir las facturas del veterinario y garantizar que su mascota tenga una vida más larga y saludable.

La higiene bucal afecta más que la salud dental de su perro. Además del dolor crónico causado por la enfermedad dental en las mascotas, la acumulación de bacterias en la boca puede provocar afecciones más graves e incluso fatales si no se trata. Las infecciones de la boca pueden ingresar al torrente sanguíneo y causar enfermedades cardíacas, renales o hepáticas. Estos problemas se pueden prevenir fácilmente con unas pocas medidas simples, como cepillar los dientes de su perro y controles y limpiezas veterinarias de rutina.

Como mantener una dentadura limpia.

Una de las mejores formas de mantener la salud bucal de Bobby es cepillarse los dientes con regularidad. Puede parecer excesivo para los padres que no están familiarizados con la práctica, pero limpiar los dientes de su perro varias veces a la semana solo toma unos minutos y puede ayudarlo a vivir más tiempo. La mayoría de las mascotas encuentran confuso el cepillado de los dientes al principio, por lo que es mejor comenzar a cepillar los dientes de su perro a una edad temprana, si es posible.

Perro con dientes perfectos

Escoja un momento en el que pueda hacer que el cepillado sea parte de la rutina habitual de su perro, como después de un viaje frecuente al parque para perros, cuando su mascota esté bien entrenada y sea más fácil de manejar. Comience lentamente, aunque solo sea por unos segundos, y continúe cepillando toda la boca de Bobby con el tiempo. Habla en un tono tranquilo y no olvides recompensar a tu mascota con una golosina para hacer que la experiencia sea placentera para tu stand, y pronto el cepillado de los dientes será una parte más del día de tu mascota. Trate de cepillarse los dientes al menos un par de veces a la semana.


Para ayudar a mantener los dientes de su mascota limpios y rechinantes invirtiendo en juguetes para masticar y comida seca para perros que ayudan a eliminar la placa y el sarro entre limpiezas. Las croquetas crujientes, los huesos crudos de la piel y otros juguetes para masticar diseñados para ayudar a eliminar la acumulación de sarro alrededor de los dientes pueden ayudar a frenar el crecimiento bacteriano que puede provocar enfermedades de las encías y caries. Si bien estas son medidas efectivas para ayudar a mantener saludable la boca de Bobby, no sustituyen las limpiezas profesionales, así que asegúrese de complementar la rutina dental de su compañero con visitas regulares a su veterinario. Su veterinario debe realizar un examen dental durante los chequeos anuales de su perro, lo que le permitirá detectar rápidamente las enfermedades dentales. También debe realizar una limpieza a fondo, eliminando la placa difícil de eliminar y la acumulación de sarro. Esto ayuda a prevenir problemas de salud potencialmente dolorosos y costosos en el futuro, lo que lleva a una vida más larga y saludable para su mascota.

En esta web  utilizamos Cookies para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de dicha tecnología y procesamiento de tus datos.    Configurar y más información
Privacidad