Saltar al contenido

¿Por qué no todos los gatos persiguen a los ratones?

No todos los gatos quieren perseguir ratones. Contrariamente a la creencia popular, la caza es una habilidad que se aprende.

Todos los dueños de gatos han visto a sus animales acechar y atacar a su juguete favorito, pero no todos los felinos domésticos cazan o matan a sus presas. Resulta que la caza es un comportamiento aprendido y nuestros compañeros deben estar atentos a otros gatos para perfeccionar su habilidad.

Todos los animales nacen con comportamientos instintivos que los ayudan a sobrevivir. Un gatito no necesita mirar a otro gato para saber cómo amamantar, por ejemplo, pero sí observa a los gatos adultos para aprender otras habilidades para la vida. A diferencia de las acciones instintivas, estos comportamientos aprendidos requieren tiempo y experiencia para dominarlos mediante ensayo, error y observación. Los investigadores han cuestionado durante mucho tiempo si los gatos cazan instintivamente o aprenden a acechar y matar a sus presas observando a sus madres hasta que un científico del siglo XIX intentó responder la pregunta. Durante su experiencia de diez años, el profesor Kuo Zing Yang crió a varios gatitos solitarios sin la influencia de su madre mientras cuidaba a las familias felinas. Descubrió que más gatitos criados por madres cazadoras crecían para ser cazadores, mientras que los gatitos criados por humanos o madres no cazadoras eran más propensos a ignorar a sus presas que a cazarlas.

Aunque su estudio proporcionó evidencia de que los gatos jóvenes aprenden a cazar de sus madres, los hallazgos del profesor no significan que los gatos hayan nacido sin un instinto de caza. Los gatos domésticos no necesitan seguir a su presa para alimentarse, pero un felino travieso siempre perseguirá un trozo de cuerda, un ratón con hierba gatera o algún otro juguete. Nuestras mascotas nacen con el instinto de seguir la corriente, pero deben perfeccionar sus habilidades para convertirse en cazadores astutos. Sin una madre gata que lleve la presa a casa y enseñe a sus gatitos a cazar y consumirla, por ejemplo, muchos gatos simplemente retienen sus instintos de caza sin querer acechar y matar.

Puede aprovechar el instinto de su mascota para seguir el movimiento jugando con una caña de pescar, bolas o fajos de papel que ruedan por el suelo, peluches, un puntero láser u otros juguetes. Busque modelos a seguir que despierten el interés de su mascota en buscar, acechar y perseguir para ayudarlos a mantenerse en buena forma física y mental. Cambie los juguetes con regularidad para mantener las cosas interesantes y recuerde que nunca debe usar su mano como juguete, ya que esto puede generar malos hábitos.

En esta web  utilizamos Cookies para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de dicha tecnología y procesamiento de tus datos.    Configurar y más información
Privacidad