Saltar al contenido

¿Puede mi mascota contagiarme enfermedades?

Así que te has resfriado y te preocupa transmitir la enfermedad a tu mascota. No te preocupes, porque en realidad no puedes contagiarte el resfriado PERO eso no significa que tu mascota no pueda contagiarte infecciones a ti.


Algunas enfermedades pueden transmitirse de un animal a otro, pero no se quite todavía el equipo de protección para mascotas, ya que no todas son transferibles a los humanos y algunas son más comunes que otras.


Hay muchas formas de transmisión de la enfermedad, según la naturaleza de la enfermedad. Los perros o gatos pueden contraer la lombriz intestinal al tocar las heces que se encuentran en el suelo y usted la puede contraer después del contacto con sus mascotas y no lavarse las manos correctamente.

El parásito de la anquilostomiasis también se puede ingerir de la misma manera, aunque se contrae más a menudo cuando las larvas de la tierra infectada entran en la piel desnuda. Recuerde lavarse bien las manos cuando haga jardinería o manipule excrementos de animales.

Esto es especialmente importante para las mujeres embarazadas, ya que pueden contraer toxoplasmosis que puede provocar defectos de nacimiento. Esto generalmente se toma manipulando arena para gatos de un animal infectado y también manipulando carne cruda sin lavarse las manos. Como regla general, las mujeres embarazadas deben evitar limpiar su caja de arena y hacer que un miembro de la familia se encargue de esta tarea.

¿Puede mi mascota contagiarme el covid-19?

Aunque se ha demostrado que los perros y gatos expuestos en hogares donde su dueños padecen la infección han contraído el virus. Estos son mayoritariamente asintomáticos y no tienen síntomas o muy leves.

¿Puede mi mascota contagiarme el covid-19?

Según los últimos estudios, No se conocen casos en este momento de perros y gatos infectados que hayan infectado a personas. La probabilidad de que esto ocurra se considera muy baja.

¿Cómo evitas contraer otras enfermedades de tus mascotas?

Asegúrese de que su mascota esté sana. Lleve a su mascota a revisiones periódicas y asegúrese de que esté desparasitado. Toma precauciones adicionales como evitar besar los labios del animal porque todos sabemos dónde estaban esos labios antes. Si tu mascota tiene problemas en la piel, trátala lo antes posible y evita tocarla o acariciarla si la tocas. Lo más importante es mantener la mayor cantidad de higiene lavándose las manos con frecuencia con un lavado de manos antibacteriano.