Saltar al contenido

¿Qué collar es el adecuado para mi perro?

El collar de su perro es una de las herramientas diarias más importantes que usa con su mascota, pero elegir el adecuado puede ser una tarea difícil. La elección de un collar o arnés para perros depende de sus necesidades individuales y las de su compañero canino. Afortunadamente, existen algunas reglas simples que pueden facilitar sus decisiones.

Cuando se trata de controlar a Fido, las dos opciones principales son los arneses y los collares. Los arneses pueden servir como herramientas de entrenamiento efectivas para los cachorros y proporcionar un mejor control sobre los perros propensos a tirar o saltar. También son adecuados para animales con problemas respiratorios o lesiones en el cuello. Sin embargo, algunos perros se resisten al tacto de un arnés, y los arneses que se sujetan a la espalda pueden desviar la atención de su perro de usted, en lugar de hacia usted, al tirar de la correa. Si no tiene problemas con la tensión o el control durante los paseos, una combinación clásica de correa y collar puede ser la mejor opción para su mascota.

Un cuello plano tradicional es la corbata más sencilla y práctica para Fido. Los collares son fáciles de poner y quitar y son ideales para perros ya entrenados para caminar al lado de sus dueños. Sin embargo, los collares son menos útiles para el entrenamiento y tirarlos puede aumentar el riesgo de lesiones en el cuello y crear presión en los ojos, lo que puede ser especialmente problemático en razas como los pugs. Un collar tradicional puede deslizarse sobre la cabeza de algunas razas como Greyhounds y Whippets, pero los collares Martingale solucionan este problema usando dos lazos adjuntos, uno alrededor del cuello del perro y el otro sujeto a la correa. Cuando el perro tira, el lazo más grande se aprieta lo suficiente para evitar que se salga del collar, pero no lo suficiente como para asfixiarlo. Muchos entrenadores recomiendan este tipo de collar en lugar de collares de cadena estrangulados, pero aún así sugieren usarlo solo cuando esté monitoreando activamente a su mascota.

Además de los collares y arneses tradicionales, existen varios modelos especializados para las necesidades específicas de las mascotas. Un collar antideslizante es una gran herramienta para corregir el mal comportamiento, por ejemplo, ya que permite a los dueños tirar rápidamente hacia un lado, desequilibrar un poco al perro y llamar la atención sobre su humano. Un collar de plomo de saco ayuda a sujetar el collar deslizante en la parte superior del cuello del perro, donde es más sensible, y es ideal para perros que no responden a un collar deslizante tradicional. Los cabestros incorporan una pieza de nailon que envuelve el hocico de un perro, evitando que mantenga la nariz pegada al suelo y facilitando que su dueño mantenga su atención.

Independientemente del tipo de equipo que elija, la seguridad de su perro siempre debe ser la máxima prioridad. Algunos expertos aconsejan quitarle el collar a su perro cuando no esté cerca o invertir en un collar de separación para reducir el riesgo de asfixia. Si su mascota tiene algún problema de salud o si usted tiene alguna inquietud, consulte a su veterinario para que le aconseje cómo elegir el mejor collar para su mascota.

En esta web  utilizamos Cookies para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de dicha tecnología y procesamiento de tus datos.    Configurar y más información
Privacidad