Saltar al contenido

Aceite de CBD para perros: lo que necesita saber

El aceite de CBD es conocido como una panacea para afecciones que van desde la ansiedad hasta las convulsiones, pero ¿realmente funciona? Esto es lo que sabemos sobre el CBD para perros.

Cada vez más personas recurren al aceite de CBD para aliviar afecciones que van desde convulsiones hasta ansiedad y dolor crónico, al igual que los dueños de mascotas que enfrentan afecciones similares. A medida que surgen nuevas pruebas, los padres de perros recurren cada vez más al CBD para tratar los síntomas en sus mascotas, pero el jurado científico aún no conoce los efectos reales del CBD en nuestros compañeros caninos. Esto es lo que sabemos hasta ahora:

El CBD, o cannabidiol, es un compuesto que se encuentra en el cannabis y el cáñamo. Es una sustancia química no psicoactiva, lo que significa que no hará que las personas ni los animales se droguen como el tetrahidrocannabinol, comúnmente conocido como THC. El CBD interactúa con los receptores endocannabinoides en el sistema nervioso, que están involucrados en la regulación de varios procesos fisiológicos y cognitivos, desde el apetito hasta la sensación de dolor, la memoria y más. Su capacidad para interactuar con el cuerpo a través de estas recepciones indica cada vez más el potencial del CBD para tratar una variedad de dolencias en nuestros compañeros caninos.

El CBD está disponible en forma de aceites o masticables suaves que se pueden administrar a los animales por vía oral, pero debido a la falta de investigación formal sobre el compuesto, la dosificación para mascotas puede ser un juego de adivinanzas. Sin embargo, algunos estudios preliminares están mostrando resultados prometedores: un estudio de la Universidad de Cornell publicado en 2018 encontró que en perros con osteoartritis y dolor multiarticular, el aceite de CBD produjo mejoras significativas en los niveles de dolor observados y en la calidad de vida en más del 80%. . perros dosificados. Ese mismo año, un estudio de la Universidad Estatal de Colorado encontró que el CBD redujo las convulsiones en el 89% de los perros tratados con epilepsia. El CBD también ha sido promocionado por su capacidad para tratar la ansiedad, la inflamación, las náuseas y la pérdida del apetito, entre otros síntomas. Algunos dueños de mascotas usan la sustancia para tratar afecciones de la piel, como la dermatitis, mientras que otros confían en ella para ayudar con las molestias gastrointestinales, pero se necesita más investigación para establecer sus efectos.

El aceite de CBD se puede usar junto con medicamentos y tratamientos tradicionales, ya que no se sabe que interactúe con otros medicamentos. Si bien demasiado CBD puede hacer que los animales se vuelvan lentos o afectar su coordinación, los riesgos de sobredosis son muy bajos y se pueden controlar en casa o con líquidos por vía intravenosa. Para evitar darle a Fido demasiadas golosinas de CBD, asegúrese de mantener todos los productos de CBD fuera de su alcance. Asegúrese de que los invitados en la casa no abusen accidentalmente de su mascota separando también las golosinas de CBD de las golosinas habituales de su perro.

Si bien la investigación sobre el aceite de CBD para mascotas se encuentra en sus primeras etapas, los resultados parecen prometedores para una variedad de condiciones que afectan la calidad de vida de los animales. Al igual que con cualquier medicamento, debe consultar a su veterinario antes de tratar a su perro con CBD.

En esta web  utilizamos Cookies para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de dicha tecnología y procesamiento de tus datos.    Configurar y más información
Privacidad