Saltar al contenido

Antiparasitarios: Todo lo que debes saber de estos productos antes de aplicarlos en tu perro

Los antiparasitarios son productos diseñados para proteger a tus mascotas de una amplia gama de parásitos que pueden afectar su salud. Estos parásitos son pulgas, garrapatas, gusanos intestinales, y otros muchos. Utilizar antiparasitarios de manera regular es esencial para mantener a tu perro saludable y feliz.

Existen varios tipos de antiparasitarios en el mercado, y es importante elegir el adecuado según las indicaciones de tu veterinario de confianza, las necesidades de tu perro y su estilo de vida. Aquí te presentamos algunos de los tipos más comunes:

1. Antiparasitarios tópicos

Los antiparasitarios tópicos se aplican directamente en la piel de tu perro. Estos productos son efectivos para controlar pulgas y garrapatas. Algunos de ellos también pueden ofrecer protección contra otros parásitos, como mosquitos y ácaros. Algunos de los más usados son Eprinex, Zooveca o Arpon.

2. Antiparasitarios orales

Los antiparasitarios orales se administran a través de la boca de tu perro. Estos productos son ideales para el control de gusanos intestinales y pulgas. Son fáciles de administrar y suelen ser muy efectivos. Entre los más comunes tenemos Milbemax perros, Credelio, Nexgard Expectra o Adtab.

3. Collares antiparasitarios

Los collares antiparasitarios son una opción conveniente para algunos propietarios de mascotas. Estos collares liberan gradualmente sustancias activas que protegen a tu perro contra pulgas y garrapatas. Seresto y Parasital son marcas comunes de este tipo de productos.

4. Inyecciones antiparasitarias

En algunos casos, los veterinarios pueden recomendar inyecciones antiparasitarias que brindan protección a largo plazo contra ciertos parásitos. Estas inyecciones son ideales para quienes desean una solución duradera y efectiva. Entre los más conocidos están Ivercen o Vectimax.

¿Por qué son importantes los antiparasitarios?

Los parásitos pueden causar una serie de problemas de salud en los perros, desde irritaciones en la piel hasta enfermedades graves. Algunas de las razones por las que los antiparasitarios se consideran esenciales son:

  • Prevención de enfermedades: Los parásitos pueden transmitir enfermedades graves a los perros, como la enfermedad de Lyme y la babesiosis. Usar antiparasitarios adecuados ayuda a prevenir estas enfermedades.
  • Bienestar general: Los parásitos pueden causar molestias significativas a tu perro, como picazón y malestar. Al usar antiparasitarios, puedes garantizar que tu mascota se sienta cómoda y feliz.
  • Protección para tu familia: Algunos parásitos, como las pulgas y las garrapatas, también pueden afectar a los humanos. Mantener a tu perro libre de parásitos también protege a tu familia.

¿Cómo elegir el antiparasitario adecuado?

La elección del antiparasitario adecuado para tu perro depende de varios factores, incluyendo:

  • Tipo de parásitos: Considera qué parásitos son más comunes en tu área y selecciona un antiparasitario que los combata de manera efectiva.
  • Edad de tu perro: Algunos antiparasitarios están formulados específicamente para cachorros o perros adultos. Asegúrate de elegir el que sea adecuado para la edad de tu mascota.
  • Historial de salud: Si tu perro tiene condiciones de salud preexistentes, consulta a tu veterinario antes de administrar cualquier antiparasitario.
  • Estilo de vida de tu perro: Si tu perro pasa mucho tiempo al aire libre o en áreas donde los parásitos son comunes, es posible que necesite una protección más robusta.

¿Cuándo y cómo aplicar los antiparasitarios?

La frecuencia y la forma de aplicación de los antiparasitarios varían según el producto. Siempre sigue las instrucciones del fabricante y, si tienes alguna pregunta o inquietud, consulta a tu veterinario. Sin embargo, aquí hay algunas pautas generales:

  • Frecuencia: La mayoría de los antiparasitarios deben aplicarse mensualmente, pero algunos pueden tener una duración de protección diferente. Asegúrate de mantener un calendario para aplicarlos de manera constante.
  • Aplicación: Sigue las instrucciones específicas para la aplicación. Algunos antiparasitarios tópicos se aplican en la parte posterior del cuello de tu perro, mientras que otros se administran por vía oral.

Consejos adicionales

Además de utilizar los antiparasitarios que tu veterinario te indique, aquí hay algunos consejos adicionales para mantener a tu perro libre de parásitos:

  • Higiene: Mantén a tu perro limpio y su entorno desinfectado para reducir las posibilidades de infestación.
  • Revisión regular: Examina a tu perro en busca de signos de parásitos, como pulgas o garrapatas, y actúa de inmediato si encuentras alguno.
  • Visitas al veterinario: Programa visitas regulares al veterinario para garantizar que tu perro esté en buen estado de salud y discute la prevención de parásitos con ellos.
  • Prevención ambiental: Trabaja en la prevención de parásitos en el entorno de tu perro, como el jardín o la casa.

En conclusión, la protección contra parásitos es esencial para el bienestar de tu perro y tu familia. Usa el antiparasitario adecuado (siempre recomendado por tu veterinario) y seguir las pautas de aplicación es fundamental para mantener a tu mascota sana y feliz.